Foro de ANPE Andalucía Facebook ANPE Andalucía Twitter @anpeandalucia
Mapa de Andalucía

 

Andalucía»

07-09-2016

[Comunicados de prensa]

Share |

ANPE-ANDALUCÍA, ante el inicio del curso escolar

 

El curso académico que da comienzo la próxima semana en los niveles de la enseñanza no universitaria en Andalucía, sigue marcado, como los dos anteriores, por las incertidumbres generadas por la aplicación de la polémica y controvertida LOMCE.

Por un lado, este año finaliza la implantación de esta Ley, con el desarrollo de sus enseñanzas en los cursos pares de la ESO y el Bachillerato. Pero por otro, ni siquiera sabemos si se van a realizar las pruebas externas finales de etapa que condicionan totalmente la programación de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato.

En este contexto, ANPE exige al Ministerio que lidere y coordine con las Administraciones Autonómicas las medidas de implantación de la LOMCE y aclare cuál va a ser el devenir de las evaluaciones externas pendientes de aplicar este curso escolar.

La situación política es un factor adicional de preocupación en un escenario en el que no se despejan ninguna de las incertidumbres que se ciernen sobre el panorama educativo. Hasta ahora nos hemos movido más en el frente de los debates ideológicos y virtuales que en la búsqueda de los acuerdos y en la adopción de propuestas y soluciones, que desde la flexibilidad y respeto al marco legal vigente, permitieran resolver muchos de los problemas que la aplicación de la última reforma educativa está ocasionando.

Por tanto, ANPE exige, al menos, un acuerdo de mínimos entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas a través de la Conferencia Sectorial para asegurar la coordinación y propiciar el correcto funcionamiento académico  del curso escolar y que para ello,  se cuente con la implicación y participación del profesorado en la Mesa Sectorial de Educación.

Con respecto a los aspectos específicos de la realidad educativa de nuestra comunidad autónoma, ANPE sigue reclamando a la consejera de Educación una política que haga posible una enseñanza de calidad, minimizando el fracaso escolar y mejorando los resultados académicos del alumnado. Ello pasa por una apuesta decidida por la enseñanza pública, única que garantiza la igualdad real de oportunidades, poniendo fin a las políticas de recortes que su profesorado ha padecido durante los últimos años, tanto por parte del gobierno autonómico como del central.

Las envejecidas plantillas docentes precisan de una necesaria renovación a través de amplias ofertas de empleo que igualmente compensen la creciente precarización que supone el crecimiento del porcentaje de docentes interinos en las mismas y el déficit de efectivos, fruto de la pérdida de miles de puestos de trabajo en los momentos más duros de la crisis económica.

Además, la implantación de nuevas enseñanzas, derivada de la aplicación de la LOMCE, hace aún más urgente esta necesidad de oferta de empleo público, sobre todo en especialidades en expansión como la de Lengua Extranjera-Francés, del cuerpo de maestros.

 La atención a la diversidad de los alumnos con mayores necesidades educativas no puede seguir siendo maltratada, desviando efectivos destinados a las tareas de apoyo educativo hacia la cobertura de ausencias y bajas. En una situación de normalidad, todas las bajas deberían ser cubiertas por personal integrante de las bolsas de interinos. Lo que lleva años incumpliéndose, por culpa de las políticas de cupos de nuestra Consejería de Educación y de las limitaciones impuestas a la cobertura de bajas por el Gobierno de España, en los nefastos Reales Decretos del año 2012, cuya derogación no dejamos de exigir.

La convivencia escolar sigue siendo materia de preocupación para ANPE. La autoridad del profesorado carece de un desarrollo homogéneo en el conjunto del Estado y en el caso andaluz, precisa de un rango de ley que la Junta no se ha preocupado de otorgar.

En los institutos, los equipos directivos se enfrentan a la difícil tarea de cuadrar un horario lectivo mínimo de 20 horas semanales, lacra heredada de los reales decretos de recortes educativos, con el resto de actividades docentes, en un horario regular que debe a ajustarse a las 25 horas establecidas a nivel estatal. Las artimañas dispuestas desde la Consejería para el nuevo curso, trasladando las actividades de tutoría electrónica a horario irregular y recortando el número de profesores que atienden el servicio de guardia, son de muy dudosa legalidad y no sirven para otra cosa que para agravar el problema de fondo. Para ANPE, la única solución posible es la consideración de parte de las horas de guardia como lectivas, algo que la Consejería no va a afrontar en el presente curso.

Los profesores andaluces hemos sido maltratados con mayor dureza que nuestros colegas del resto de España. Hemos sufrido en nuestras carnes recortes retributivos en los años 2013 y 2014, inéditos en el resto de comunidades autónomas y estamos viendo como el calendario de devolución de los sufridos en 2012 es el más lento de España.

Todo ello contrasta con el merecido prestigio que el profesorado goza entre la gran mayoría de usuarios de los centros docentes públicos. Una consideración que seguiremos manteniendo, día a día, pese a las dificultades que lastran el trabajo cotidiano que desempeñamos en beneficio de la sociedad andaluza.

Sevilla, 7 de septiembre de 2016.

 

ANPE-ANDALUCÍA

 

Versión en pdf